El pasado martes 14 de enero hubo cambio de gobernantes en Guatemala, pero nada más. No hubo cambio de sistema. Es como si tuviésemos un carrito viejo cuyo motor permite avanzar hasta una velocidad de 10 kilómetros por hora, cambiáramos al piloto y pidiéramos al otro que en ese mismo carrito viejo avance a 100 kilómetros por hora. ¿Tu crees que lo logrará?

 

El sistema es el vehículo. Debemos cambiar el carrito viejo por un deportivo del año, por uno que nos permita avanzar a velocidades superiores a los 100. El sistema es la Constitución, los códigos, las leyes y sus reglamentos, y los convenios internacionales que firma Guatemala. Ese conjunto de normas está mal ya que se basa en una serie de malos principios e ideas. Otorga a los gobiernos y municipalidades más funciones y poderes de los que debe, y nos impone una carga de impuestos, tasas y arbitrios muy alta a los ciudadanos.

 

Ese sistema acaparador de funciones, poderes y dinero se llama estatismo. Ese es el sistema que produce pobreza, violencia, corrupción, ignorancia, desorden y ausencia de obra pública de calidad. Ese sistema debe cambiar por uno totalmente diferente: Capitalismo liberal, el que es para todos. Este último produce lo contrario: riqueza, seguridad, justicia, orden y obra pública de calidad. ¿Y cómo transitamos a uno sistema como este? Eliminando las leyes malas, reformando la constitución, consagrando ahí los buenos principios de gobierno limitado, mercados libres y propiedad privada, y rescindiendo aquellos convenios internacionales innecesarios, y ello se logra desde el Congreso y mediante partidos políticos de derecha liberal.

 

Lamentablemente, en este nuevo Congreso no hay diputados que busquen el cambio de sistema. No obstante te recomiendo seguir de cerca a los diputados por tu departamento, y exigirles que deroguen o supriman las leyes malas. Lamento también las malas noticias para tu municipio: nada cambiará, pues las municipalidades son como el asiento de atrás de aquel carrito viejo. ¡No albergues falsas esperanzas, sé realista y empieza a buscar quién sí propone cambiar el sistema! 

————