En mi artículo anterior expliqué en qué consiste la reforma 1 o política que propone el movimiento 5 Reformas Guatemala. Dicha reforma, decía, se propone limitar el gobierno o devolverlo a sus funciones propias; ello permitirá que el gobierno resguarde el primer derecho individual: la vida. La segunda reforma es económica y busca fundamentalmente generar una condición de mercados libres y así resguardar el derecho a la libertad y la responsabilidad individual.

Te puede interesar: Conociendo las 5 Reformas. Reforma 1: Gobierno limitado



Pero, ¿qué es el mercado? No es un lugar definitivamente; es el proceso mediante el cual ocurre un intercambio de bienes y servicios entre dos personas. Gracias a la división del trabajo emerge espontáneamente y es favorable cuando existe  propiedad privada sobre los medios de producción. De cualquier otro modo, aquel proceso no tiene los efectos cooperativos esperados, ni es pacífico ni voluntario.

En Guatemala no tenemos mercados libres, tenemos mercados reprimidos o cautivos.  El análisis de Hernando de Soto y Enrique Ghersi en su libro “El otro sendero” me parece apropiado para el propósito del presente artículo: en nuestra economía de mercados reprimidos (o no libres) hay tres sectores económicos: el informal, que tiene libertad porque elude la infinidad de reglamentos existentes pero no capital (al menos el 70% de la población económicamente activa); el formal, que tiene algún capital pero no libertad para emprender y crecer y, el sector estatal, que tiene capital de sobra acaparado mediante impuestos y poder de decisión absoluto (libertad). Así las cosas, no crecen los primeros por falta de capital, los segundos tampoco por falta de libertad y los terceros…esos sí, cual parásitos, consumen riqueza y no dejan producir.

Pues bien, la segunda reforma o reforma económica consiste en transitar hacia una economía de mercados libres, y ello implica derogar todas las leyes que impiden a los formales acceder a más libertad y a los informales acceder a más capital. (El poder y el capital del sector estatal ya lo habremos limitado con la Reforma 1 o política). Consiste en privatizar para la gente y en eliminar todos los privilegios (o leyes específicas) que existen en nuestro ordenamiento jurídico y que de una u otra manera conceden posiciones de monopolio u oligopolio, tanto para muchos de alto estatus económico como para muchos de muy bajo estatus económico.

El problema es que los de en-medio (clase media) pagamos los privilegios de ambos, sosteniendo a la vez al sector-estatal de la economía, asfixiando así a la clase más productiva. La reforma económica intentará establecer condiciones de libre competencia, cada quien con sus talentos, persiguiendo sus propios fines, limitado únicamente por la responsabilidad de respetar los iguales derechos de sus semejantes: vida, libertad y propiedad privada. De haber fraude, violencia o coerción en los intercambios, el estado debe intervenir mediante sus instituciones de seguridad y justicia, sólo ahí y hasta ahí.

Y para que haya más capital, la reforma económica plantea sanear la banca y las finanzas. Y ello implica instituir el Patrón-Oro y devolver a la banca por un sistema de crédito respaldado en los ahorros. Ello saneará la economía nacional, tu quetzal adquirirá valor y el sistema financiero será sólido.

Como bien sostiene mi amigo y profesor Alberto Mansueti: “Estas dos primeras reformas, la política y la económica, son complementarias y deben aplicarse en simultáneo. Van a permitir al país una explosión inaudita de prosperidad, crecimiento, desarrollo y empleo, que va a beneficiar en primer lugar a los más pobres y desfavorecidos, así como ocurrió en Europa del Norte y en EEUU hace unos 300 o 200 años, antes de tomar el rumbo socialista para retornar finalmente al mercantilismo”.

Te invito nuevamente a conocer el movimiento FAMilia 5 Reformas Guatemala y empezar a ser parte de de La Gran Devolución que intentaremos un buen grupo de latinoamericanos en nuestros respectivos países.


Jorge David Chapas es guatemalteco, empresario, académico, padre homeschooler y político liberal clásico - @JDChapas. jchapas@familia.gt