Las redes sociales, en lo que respecta a una gran mayoría de capitalinos, ha estallado en protestas e inconformidad por los resultados de la primera vuelta electoral, el pasado 16 de junio. Más de 1 millón de votos han dejado a la candidata de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) a más de medio millón de votos de su inmediato perseguidor del partido VAMOS. Un pasado tenebroso, y saturado de clientelismo y abusos de autoridad en el gobierno de su ex esposo, Álvaro Colom, hacen creer a los ciudadanos antivoto en que las cosas podrán ir un poco peor si llegase a ganar en segunda vuelta. 


Su mayor clamor es el hecho de que “haya gente que vote por ella” o que “gracias a ellos ahora nosotros también vamos al precipicio”, y que no podremos salir de tal barranco ni con grúa. Fraude, trampa, que todo estaba pactado y que el Tribunal Supremo Electoral es un vendido y corrupto, incluso se hacen llamados a marchas y protestas en todo el país para “revertir” el resultado. 


Pero no hay que ser incautos y hay que reconocer algo muy importante. La candidata ganadora hizo un gran trabajo junto a su equipo en los departamentos del interior del país. Con tanto antivoto y anticuerpos alrededor de su candidata, lograron hacer la tarea y colocar en el Congreso de la República a 54 diputados, quienes, en caso de que su candidata pierda la segunda vuelta, habrán logrado una victoria política como nunca antes se ha visto en el país, incluso se superaron, pues en 2007 lograron 51 diputados. 


Por supuesto se que luego de lo dicho en el párrafo anterior ya me gané su animadversión y una mala mirada, pero es algo que hay que reconocer en el comando de campaña de la UNE, durante toda esta campaña, y nada más perder las elecciones de 2015 se han puesto a trabajar como locos para conseguir ese millón de votos en todo el territorio, a pesar de las acusaciones del Ministerio Público por los casos de financiamiento electoral ilícito, y la recaudación de fondos aportado supuestamente por grupos al margen de la ley. 


Pero por supuesto también ha sido de mucha ayuda que el partido UNE, ha venido trabajando durante 16 años, sí, oyo bien, durante 16 años en todo el país e hizo 4 años de gobierno, en donde los robos…digo, los programas sociales fueron la punta de lanza de todo el gobierno verde durante la época de más clientelismo de nuestra era moderna. 


16 años en los que han repetido sus slogans, promesas, nombres de candidatos y prometido el oro y el moro por todo el interior del país y donde más de 100 alcaldías le han recordado a sus votantes que, gracias a la candidata, podrán seguir gozando del apoyo gubernamental para los más pobres, que en muchos casos es dudosa su condición. 


Al igual que en 2007, en estas elecciones se acercan al medio centenar de diputados, quienes serán 1/3 del total de curules, y aunque a pesar de que el Ejecutivo podría no ser verde, hay muchas formas de que ese medio centenar de diputados hagan de las suyas con la presidencia de un Congreso dividido por los colores, pero en esencia socialista, mercantilista y dispuesto a ceder a las presiones de la mayoría. 


Y medio mundo y Raymudo se rasgan las vestiduras porque la gente no votó por otro candidato, pero olvidan algo muy importante. Cuando fuimos al colegio y no estudiábamos para el examen, el resultado casi siempre era que nuestra nota era causa de una gran reprimenda en casa al ver los resultados. No hacer la tarea, no presentar zona y tampoco hacer un exámen decoroso hacia que perdiéramos cursos o clases completas. Entonces, cómo es que ahora nos quejamos de que un partido que ha trabajado 16 años le haya ganado el mandado a los demás partidos políticos que se jactaban de ser la mejor opción para los guatemaltecos. No existe partido político actualmente que tenga bases y capacidad política como la UNE, y es la razón por la que los resultados, al igual que el del examen que le acabo de mencionar sean los mismos, ganó quien hizo la tarea, quien sumó zona y el que se mató hasta altas horas de la noche estudiando. 


Y los escenarios que tenemos ahora son igual de deprimentes, independientemente de cuál de los dos ganes. Si por un lado gana la UNE, prepárese, que la trayectoria para acompañar a Nicaragua y Venezuela en el socialismo está trazada. Y si gana el otro, también, porque el Congreso y las bancadas de izquierda y las mercantilista, harán el trabajo manteniendo el rumbo hacia el desastre, con más impuestos, aumento de los actuales y una piñata de despilfarro con el presupuesto de ingresos y egresos de la Nación. 


Así las cosas, no queda queda otro remedio que conformarse durante cuatro años y quedar a merced de las huestes verdes, rojas, variopintas y demás, porque le cuento que el momento para hacer algo ya pasó, y si está pensando en votar por el mal menor, déjeme decirle que esa también es una mala decisión, porque hace cuatro años votó "por el menos peor" y mire cómo estamos. 


Mejor únase a FAMiliay aprenda verdadera ciencia política, prepárese, ascienda en la escala de conocimiento, aporte, afíliese, haga células y postúlese como diputado para plantar batalla al socialismo desde el Congreso, solo así podremos liberar a Guatemala de esa trayectoria de colisión que traemos desde hace años y podremos girar a la derecha, a la prosperidad, a la paz, a donde el gobierno sólo cumplirá sus funciones básica y usted y todos los guatemaltecos podrán ser prósperos. 


No pierda más el tiempo y deje que los histéricos sigan tratando de encontrar culpables. Deje de ser una víctima y conviértase en un protagonista. 


La foto fue tomada del sitio de Voa Noticias
https://www.voanoticias.com/a/una-ex-primera-dama-un-cirujano-y-el-hijo-de-un-expresidente-buscan-la-presidencia-de-guatemala/4958341.html