• Jorge David Chapas

BASURA A LA VENTA

Actualizado: feb 13

¿Es la basura un problema o una oportunidad de negocio?


Las municipalidades no logran hacer bien su trabajo de recolectar, transportar y manejar correctamente los desechos de los ciudadanos. Las familias pobres son incapaces siquiera de pagar el servicio de recolección y terminan tirando sus desperdicios al río o al basurero clandestino. Los basureros municipales colapsan, se incendian -como hace unos días el de Amatitlán- y generan malos olores por toda la ciudad.

Este es un problema que tiene solución, pero como todos los problemas de índole político, económico o social, no se resuelve fácil ni rápidamente. Requiere de reformas de fondo y completas, orientadas primero, a reducir las funciones de los gobiernos a fin de concentrarlos en lo que realmente pueden y deben hacer: seguridad, justicia y obras públicas. Segundo, requiere abrir los mercados a la competencia, eliminando las leyes que impiden crear empleo, contratar libremente y elevar los salarios según la productividad. Y tercero, requiere la protección de la propiedad privada.


Esas reformas son difíciles de aplicar ya que implican una reforma constitucional, la cual a su vez debe ordenar una verdadera autonomía legal, funcional y fiscal de las municipalidades, para que tengan mayor capacidad de decisión y recursos en sus territorios, y para que puedan contratar las empresas que provean servicios públicos, tales como la recolección, transporte y manejo de basura.


Solo así los gobiernos municipales podrán cumplir su legítima función de mantener limpias las ciudades, el aire y el paisaje. Las empresas, dotadas del ético incentivo del lucro, podrán aplicar métodos de reducción, clasificación, reutilización, reciclaje, incineración y hasta la compra de tus desechos sólidos, llegando tal vez a no necesitar basureros. Conoce más de nuestro proyecto aquí y con tu apoyo hagámoslo realidad, para ti, tu familia y toda Guatemala

74 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

JACK