• Jorge David Chapas

DE PALÍN A TALLIN

Segundo tiro al arco enemigo: Impuesto único, universal y uniforme



Cambiemos la conversación nacional: hace unos años estaba en una tienda, en San Francisco, California, y mientras esperaba abrí plática con un asiático que tenía al lado: ¿De dónde eres? le pregunté. “De Japón…pero vivo en Tallin, Estonia”, me dijo. “¿Y a qué te dedicas?” … “Soy empresario de la tecnología”, me respondió. ¿Y por qué no trabajas en Japón siendo ese país líder en tecnología? “Es que en Tallin pago menos impuestos” fue su respuesta.


Hoy en día los países con más oportunidades y mejores ingresos son aquellos en los que el sistema fiscal es justo, bajo y sencillo. En Palín, solo por mencionar uno de los 340 municipios del país, pagamos más de 15 tipos de impuestos: ISR, IVA, IUSI e ISO; el impuesto a las bebidas alcohólicas, a los combustibles, al cemento, a la circulación de vehículos, a las herencias, al valor de la madera en pie, etc. ¡Además de las tasas, arbitrios y “contribuciones por mejoras” que se mandan las Munis!


Se supone que los impuestos sirven para que los gobiernos ofrezcan seguridad, justicia y obras públicas, pero lamentablemente nuestros gobiernos no se limitan a eso. Hacen muchas otras funciones que no les corresponden y por eso las hacen tarde, mal y nunca. Un gobierno limitado requiere únicamente del Impuesto de los 3 “U”: único (uno solo); universal (a pagarlo todos, sin excepciones) y uniforme (igual tasa para todos a fin de lograr igualdad ante la ley).


Convirtamos a Palín y a los restantes 339 municipios en Tallin, y superemos a los Estonios y sus 31,200 dólares de ingreso por persona al año. Con el impuesto de las 3 “U” vendrá mucho capital e inversión, aumentando los empleos y los ingresos de todos. Los hoy “informales” dejarán de huir del fisco y los hoy “formales” harán crecer sus empresas. Escríbeme para más información. ¡Conoce más aquí!

41 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo