• Jorge David Chapas

NOLLYWOOD

A todo milagro económico precede siempre un milagro político


Piensa por unos segundos en África. ¿Qué imágenes te vienen a la mente? Es muy probable que pienses en niños semidesnudos, panzones y rodeados de moscas, o tal vez en un paisaje desértico donde gente desde camiones lanza ayuda humanitaria para los más pobres. Pues te cuento que en los últimos 20 años las cosas han cambiado, y mucho.


¿Sabías por ejemplo que, Nollywood, la versión nigeriana de Hollywood, es la segunda industria cinematográfica más grande del mundo? Situada en Lagos, produce unas 2,500 películas al año, empleando a miles de africanos. En Addis Ababa, capital de Etiopía, recientemente se construyó el primer tren ligero de toda el África subsahariana, mientras en Nairobi, Kenia, se construye el rascacielos más grande del continente, y en Namibia mejora la calidad de vida de los pescadores debido a la privatización de zonas pesqueras. ¡¿Increíble verdad?!


Y esto no fue gracias a las “ayudas internacionales”, sino a pesar de ellas. A juicio de Dambisa Moyo, economista nacida en Zambia y autora de la obra “La ayuda que mata”, “las pruebas demuestran abrumadoramente que la ayuda a África ha hecho que los pobres sean más pobres y que el crecimiento sea más lento”. De hecho, durante el período que más ayuda recibió el continente la pobreza aumentó del 55 al 58%. ¿Cómo lo han hecho entonces?


Transitando al capitalismo mediante reformas liberales impulsadas por partidos políticos cuyos líderes son afines a la desregulación, la privatización y la apertura de los mercados. Políticos como Paul Kagame (Ruanda), Seretse Khama (Botswana) y Abiy Ahmed (Etiopía) son algunos de los artífices de aquel “milagro económico” en curso. Rugen los leones africanos, ¿cuándo lo harán los jaguares latinoamericanos? ¿Cuándo lo hará Guatemala? ¡Ya empezamos a trabajar en ello! únete y conoce lo que debes hacer para que esto ocurra cuanto antes

97 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

JACK