• Jorge David Chapas

NARCOTRÁFICO

Actualizado: oct 30


Despenalización: Sexto tiro al arco enemigo



El domingo pasado fue de clásicos, en España e Inglaterra. Veamos si podemos imitar los demoledores argumentos que tuvo el Liverpool frente al Manchester United. Esta vez lo haré con un tema polémico: el narcotráfico. ¿Ha funcionado la “guerra contra las drogas”? Declarada a inicios de los años setenta, llevamos más de 50 años luchando contra un problema que jamás resolveremos con prohibiciones, comisiones específicas, divisiones antinarcóticos y muchas otras estrategias fallidas.


Entre 1919 y 1933 estuvieron prohibidas las bebidas alcohólicas en los Estados Unidos mediante la llamada Ley Seca. ¿Disminuyó el consumo? No, para nada, de hecho, aumentó. Afloró el mercado negro, haciéndose cargo de él bandas de criminales que llegaron a cometer asesinatos en masa para obtener su control. Y bajó la calidad del producto, aumentando el daño para los consumidores. En 1933 se derogó aquella ley y el mercado se encargó pronto de establecer cierta cultura de consumo.


¡Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo! En Guatemala y el mundo debemos abandonar la política prohibicionista sobre la producción, tráfico y consumo de todas las drogas, derogando las leyes contra la narcoactividad, ya que solo de esa manera lograremos reducir la violencia y los efectos colaterales del narcotráfico (financiamiento de partidos políticos, por ejemplo).


Esta política debe combinarse con la ampliación de todas las libertades y la privatización del servicio de atención médica, en orden a tratar eficazmente los casos de adicción. Y para una transición pacífica hacia un esquema de libre mercado, tal vez debamos aplicar una amnistía para delitos menores a los ahora empresarios de las drogas. ¡Cambiemos la conversación nacional y hagamos de nuestro país uno donde reine la sensatez! ¡Ingresa aquí para conocer más!




Créditos fotografía: Prensa Libre.

72 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo