• Jorge David Chapas

PARO NACIONAL ¿PARA QUÉ?

¡No habrá cambios reales sin un partido de derecha buena, liberal y fusionista!



Lanzo esta reflexión e invitación a quienes han participado del Paro Nacional: yo no estoy a favor de la corrupción, definitivamente; creo, sin embargo, que la solución que se defiende para reducirla no es la correcta, en el fondo ni en la forma.


En el fondo: la corrupción y la impunidad no son la causa de nuestros males, sino el efecto inevitable de tener un gobierno grande, que hoy implica 7 ministerios de más y decenas de secretarías, programas e instituciones estatales innecesarias. La corrupción es el resultado natural de tener gobiernos, nacional y municipales, ilimitados en funciones, poderes y dinero. Por tanto, cuando se defiende la idea de una “fiscalía especial” que investigue este delito, realmente no estás atacando la causa del problema, sino el efecto, y atacar el efecto no es lo correcto, o acaso, tu, cuando tienes una herida y te sale pus, ¿tratas el pus o tratas la infección que ha dado lugar al pus?


Quitar y poner funcionarios en la FECI, las cortes o el MP no resolverá el problema de fondo, sí lo hará reducir el tamaño del gobierno a sus tres únicas funciones: seguridad primero, justicia de verdad y obras públicas de calidad.


Tampoco es la forma: los “bloqueos de carreteras” hacen un grave daño a la economía, a la tuya principalmente, porque muchos de los productos que compras para tu familia no llegan a las tiendas y mercados, o llegan más caros, pues el costo del transporte se ve afectado. Los “paros” no son una manera inteligente y pacífica de resolver nuestros problemas. Te invito a canalizar tus demandas a través de los partidos políticos, de los buenos y verdaderos, de los que no te mienten ni te compran; de los que tienen una agenda atractiva, concreta y posible para reducir la corrupción verdaderamente. ¡Para conocer más, ingresa aquí!



Créditos de la imagen: Publinews.

204 vistas0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo